12 razones para que hagas la Hora Santa frente a Jesús Eucarístico

12 razones para que hagas la Hora Santa frente a Jesús Eucarístico

Doce razones tomadas de las enseñanzas de la Iglesia que nos motivarán a pasar una hora de Adoración ante Jesús en el Santísimo Sacramento.


1. ¡Eres muy necesario como adorador!

“La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad del culto eucarístico.”
Carta Dominicæ Cenæ
San Juan Pablo II

2. Es una invitación que Jesús te hace personalmente.

“Jesús nos espera en este sacramento del amor.”
Carta Dominicæ Cenæ
San Juan Pablo II

3. Jesús cuenta contigo ya que la Eucaristía es el centro de la vida

“Todos en la Iglesia (…) deben vigilar para que este Sacramento de amor sea el centro de la vida del Pueblo de Dios, para que se procure devolver a Cristo «amor por amor» y Él llegue a ser verdaderamente «vida de nuestras almas».”
Enc. Redemptor Hominis
San Juan Pablo II

4. Tu Hora Santa sirve como reparación del mal cometido en el mundo y trae paz a la tierra.

“No escatimemos tiempo para ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación llena de fe y abierta a reparar las graves faltas y delitos del mundo. No cese nunca nuestra adoración.”
Carta Dominicæ Cenæ
San Juan Pablo II

5. Jesús está día y noche en el Santísimo Sacramento porque tú eres la personas más importante del mundo para él.

“La Eucaristía es conservada en los templos y oratorios como centro espiritual de la Iglesia universal y de toda la humanidad, puesto que bajo el velo de las sagradas especies contiene a Cristo, Cabeza invisible de la Iglesia, Redentor del mundo, centro de todos los corazones, por quien son todas las cosas y nosotros por Él.”
Enc. Mysterium Fidei
San Pablo VI

6. Jesús quiere de ti más que sólo la misa de los domingos.

Tal culto se enraíza ante todo en la celebración de la liturgia eucarística. Pero debe asimismo llenar nuestros templos, incluso fuera del horario de las Misas.”
Carta Dominicæ Cenæ
San Juan Pablo II

7. Cada momento junto a Jesús redunda en tu crecimiento espiritual.

“La gracia visible y fuente de la fuerza sobrenatural de la Iglesia como Pueblo de Dios, es el perseverar y el avanzar constantemente en la vida eucarística, en la piedad eucarística, el desarrollo espiritual en el clima de la Eucaristía.”
Enc. Redemptor Hominis
San Juan Pablo II

8. El mejor tiempo en esta tierra es el que pasas con Jesús, tu Mejor Amigo en el Santísimo Sacramento.

“Cuán preciosa es la vida escondida con Cristo en Dios y cuánto sirve estar en coloquio con Cristo: nada más dulce, nada más eficaz para recorrer el camino de la santidad.”
Enc. Mysterium Fidei
San Pablo VI

9. Así como no puedes exponerte al sol sin recibir sus rayos, tampoco puedes estar frente a Jesús Sacramentado sin recibir a cambio sus rayos divinos de gracia, de amor y de paz.

“Cristo es verdaderamente el Emmanuel, es decir, «Dios con nosotros». Porque día y noche está en medio de nosotros, habita con nosotros lleno de gracia y de verdad; ordena las costumbres, alimenta las virtudes, consuela a los afligidos, fortalece a los débiles, incita a su imitación a todos los que a Él se acercan.”
Enc. Mysterium Fidei
San Pablo VI

10. Si Jesús estuviera visiblemente en las iglesias la gente correría a saludarlo, pero Él nos llama a la Fe y que muchos acudamos a Él en la humildad, por eso se esconde en la Santa Hostia bajo la apariencia de pan.

“El Santísimo Sacramento es como el corazón vivo de nuestros templos. Estamos obligados, por obligación ciertamente suavísima, a honrar y adorar en la Hostia Santa que nuestros ojos ven, al mismo Verbo encarnado que ellos no pueden ver.”
Credo del Pueblo de Dios
San Pablo VI

11. Jesús hace que nuestro corazón sea uno solo con el suyo, a través de su misericordia transformadora.

“Él incita a su imitación a cuantos se le acercan, de modo que con su ejemplo aprendan a ser mansos y humildes de corazón, y a buscar no ya las cosas propias, sino las de Dios.”
Enc. Mysterium Fidei
San Pablo VI

12. Si el mismo Papa te invitara personalmente a visitarlo en el Vaticano, tal honor nada sería comparado al que te concede Jesús cuando te invita a pasar una hora junto Él.

“Todos saben que la divina Eucaristía confiere al pueblo cristiano una dignidad incomparable.”
Enc. Mysterium Fidei
San Pablo VI

Fuente: Parroquia de Todos los Santos, Georgia, EE.UU.