Capilla “Tabor”, de San Felipe: 8 años con Cristo como centro de la vida

Hace 8 años comenzó la adoración ininterrumpida en la Capilla de Adoración Perpetua “Tabor”, diócesis de San Felipe. Sus coordinadores nos envían un resumen de este caminar colocando a Cristo Eucaristía como centro de su vida comunitaria y personal.

La Adoración eucarística, fuente de conversión y misericordia.

En 1992 San Juan Pablo II lanzaba su anhelo de que en cada parroquia hubiera Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento, las 24 horas del día.

Es así como comenzaron a multiplicarse las capillas dedicadas a este fin en el mundo entero.

En Chile lentamente se han establecidos en varias diócesis, partícipes de esta iniciativa.

Así fue que los “Misioneros de La Obra de la Transfiguración del Señor” en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Rinconada de Silva, se motivaron a levantar una capilla para la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento. ¡Bendito desafío!

El 20 de octubre de 2012 se bendijo la primera piedra del nuevo lugar de adoración que llegaría a ser la actual Capilla de Adoración Perpetua “Tabor”.

Luego, en noviembre de 2012 se recibió la visita de un misionero enviado por Padre Patricio Hileman, sacerdote argentino designado por el Papa san Juan Pablo II para la formación de capillas de Adoración Perpetua en Latinoamérica.

Así daba inicio el recorrido por el territorio de nuestra Parroquia, visitando cada una de las capillas que la integran para definir los turnos de la futura Capilla de Adoración en Rinconada de Silva. En poco tiempo se inscribieron más de 200 personas, inclusive de las comunas vecinas.

El 8 de abril se dio inicio a la Adoración Eucarística en una capilla lateral, dentro del templo parroquial, mientras avanzaba la construcción de la capilla definitiva. Durante todo ese tiempo la comunidad ofreció miles de rosarios a la Madre Santísima para rogar su ayuda en este desafío divino de adorar a su Hijo, Jesús Sacramentado… perpetuamente.

Por fin el 2 de Junio de 2013, en la Solemnidad de Corpus Christi, el obispo de la diócesis Monseñor Cristián Contreras bendijo la Capilla de Adoración Eucarística Perpetua TABOR y entronizó a Jesús Sacramentado. Es así como empezó para todos nosotros “el cielo en la tierra”: adorar al Señor y poder estar en su Presencia Real continuamente.

Desde entonces han transcurrido 8 fructíferos años. En el silencio contemplativo ante Jesús, presente y real en la Santa Hostia, hemos crecido en un profundo amor que nos ha transformado en cada Hora Santa.

Jesús mismo nos ha enseñado a escucharlo, a preguntarle cuál es su Voluntad y obedecerla.

Ante las dificultades hemos seguido el consejo fundamental de los Misioneros de Nuestra Señora del Santísimo Sacramento: “Hacer más horas santas ante cualquier dificultad”. Así el Señor ha hecho de nosotros una comunidad de hermanos adoradores, custodios del “Rey de Reyes y Señor de Señores”.

Algunas cifras

  • Funcionamiento de Capilla Tabor: Adoración 24 horas, 365 días del año. 8 años de funcionamiento a la fecha.
  • 4 Turnos de funcionamiento: Mañana, Tarde, Noche, Madrugada.
  • Visitas diarias a la CAEP TABOR: son muchas las personas que visitan al Señor en la capilla de Adoración diariamente, inscriben sus peticiones y agradecimientos al Señor Eucaristía.
  • Actividades de Caep Tabor:

De a poco los adoradores de Caep Tabor se fueron haciendo parte de las actividades parroquiales.

  • A partir del llamado a Coordinar, ser líder o capitán de hora, de CAEP TABOR, las 24 horas del día los 365 días del año.
  • La misión eucarística, donde el Señor en el Santísimo Sacramento visitó a todas las capillas que conforman la parroquia de Rinconada de Silva (17 capillas).
  • La formación de la Capilla de adoración presente en el Festival del Papa, año a año.
  • La misión puerta a puerta por todos los sectores de Rinconada de Silva.
  • La adoración nocturna los primeros viernes de cada mes, para orar toda la noche ante el Señor en el Santísimo Sacramento por el Papa Francisco y todos los sacerdotes del mundo, por las vocaciones sacerdotales y religiosas.
  • Los encuentros de adoradores que ya formamos una comunidad a nivel parroquial y nacional, retiros espirituales de la comunidad de adoradores.
  • Las adoraciones nocturnas realizadas en el aniversario de cada capilla de la parroquia Nuestra Señora del Carmen.
  • Jóvenes y niños del Cevaj vivenciando el ser adoradores eucarísticos.

Son muchos los testimonios de agradecimiento y suplica que día a día quedan plasmados en el libro de testimonios de todos los que visitan a Nuestro Amado Señor en el Santísimo Sacramento.

La Adoración Eucarística Perpetua, nuestra adoración en silencio contemplativo a Cristo, es la fuente de agua viva de la labor que llevan a cabo todas nuestras comunidades parroquiales.

En el altar de la capilla decidimos fijar este lema: “Él es mi hijo muy amado… Escúchenle”. Estas palabras han guiado nuestro caminar, para que la Eucaristía a través de la adoración Eucarística y el amor a la santa misa, sea el centro de nuestra vida comunitaria y personal.


Fuente: Coordinadores de Capilla de Adoración Perpetua Tabor