Contra el diablo, el Santísimo Sacramento

Contra el diablo, el Santísimo Sacramento
Los obispos de EE.UU. lanzan un libro con la enseñanza del Papa Francisco contra Satanás.

“El Papa nos dice cómo usar poderosas armas espirituales contra el diablo, incluyendo la Palabra de Dios y la adoración del Santísimo Sacramento”, escribe el obispo Michael F. Burbidge en el lanzamiento del libro Rebuking the Devil (Reprendiendo al Diablo), que ofrece una recopilación de las enseñanzas más importantes de Francisco sobre el Príncipe de la mentira, “sus promesas y obras vacías, y sobre cómo se puede combatirlo activamente”.

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), publicó el libro al final de mayo y exhortan a rezar y pedir la protección del Arcángel San Miguel que acompañará a los fieles “hasta la victoria final”.

Así cómo lo pidió el papa Francisco hace algunos meses rezar el santo rosario para que Dios proteja a la Iglesia del diablo, que “siempre busca separarnos de Dios y entre nosotros”, ante los ataques del gran acusador en el contexto de la crisis relacionada con los abusos.

El libro invita a mantener los “ojos fijos en la soberanía de Jesús”, mientras “luchamos contra el mal en nuestras propias vidas y en el mundo”: “La participación en los Sacramentos, el ayuno, la oración y la intercesión de María, Madre de Dios, a través del Santísimo Rosario”.

“Debemos reconocer que hay un demonio que está vivo y activo, ¡pero también hay un escudo contra él a través del poder de Jesucristo!”, aseguró el obispo Burbidge, de Arlington, presidente del Comité de Comunicaciones de la USCCB.

En efecto, el libro insta a no acercarse al diablo ni para dialogar con él, parafraseando al Papa. Es decir, no hay compromisos. El demonio “está ‘derrotado’ (Jn 16,5-11, pero es peligroso porque seduce y, como un perro rabioso encadenado, muerde si le haces una caricia” (Homilía de Santa Marta 08.05.2018).

Además, advierte, Jesús no dialoga con él ni siguiera en el desierto y le responde con la Palabra de Dios. Jesús “expulsa a los demonios, alguna vez les pregunta el nombre, pero no dialoga con ellos. La exhortación del Papa es, por tanto, muy clara: “Con el diablo no se dialoga, porque nos gana, es más inteligente que nosotros”.

El libro está escrito para una amplia audiencia, “Rebuking the Devil’ nos muestra cómo reconocer los trucos del enemigo, evitar sus trampas y derrotar sus esfuerzos a través del poder de Dios en Jesucristo”, se lee en la presentación.

Andrea Tornielli en 2017, había explicado en Vatican Insider, que el papa Francisco ha citado muchas veces al diablo, más de lo que han hecho sus predecesores en el último medio siglo.

Precisamente, el papa Francisco recientemente afirmó: “El diablo le tiene bronca a México, es verdad”, al referirse a la escalada de violencia en México. Entrevistado por la periodista Valentina Alazraki para la cadena televisiva mexicana Televisa, señaló que llegar a un acuerdo con el crimen organizado detrás del narcotráfico para acabar con la violencia “es como si yo para ayudar a la evangelización de un país, pactara con el diablo”.

También en sus predicaciones en la capilla de Casa Santa Marta, el papa Bergoglio ha insistido que el diablo no está moribundo, pero en todo caso “está derrotado”. No es fácil, sin embargo, convencerse porque “el diablo es seductor”, “sabe qué palabras decirnos”, y “a nosotros nos gusta que nos seduzcan”, explicó.

La razón fundamental, es que se presenta con “gran poder, te promete muchas cosas, te da regalos –bonitos, bien envueltos– pero no sabes lo que hay dentro… Sabe presentar a nuestra vanidad, a nuestra curiosidad, sus propuestas”.

Francisco compara esta lucha a la de los cazadores, de hecho, dice que “no hay que acercarse al cocodrilo que está muriendo porque con un golpe de cola aún puede matar”.

Así, el diablo para el Papa no es un mito o algo inventado, al contrario es “peligrosísimo”: se presenta con todo su poder, “sus propuestas son todas mentiras” “y nosotros, tontos, las creemos”, afirma.

El diablo, en efecto, “es el gran mentiroso, el padre de la mentira”. El Papa dijo que se le presentó a Jesús con grandes modales y hasta con la elocuencia de un gran teólogo: “es capaz de cantar para engañar” y lo considera “un perdedor pero se mueve como un ganador”.

El diablo –denuncia el Papa en sus homilías– es como un vendedor de malos productos al que compramos movidos por su engañosa propaganda, es decir, “caemos en la tentación”.

Su luz es deslumbrante “como los fuegos artificiales” pero no dura, se desvanece, mientras que la del Señor “es humilde pero permanente”.

Es por tanto, según el Papa, “un perdedor peligroso”. “Hay que estar atento al diablo”, invitando, como dice Jesús, “a vigilar, rezar y ayunar. Así se vence a la tentación”.

Las artimañas del diablo son innumerables, los obispos recuerdan, especialmente en la tercera parte de la obra, que en el magisterio de papa Francisco se insiste también en varias elementos esperanzadores:

La lectura de la Biblia, el discernimiento, no dejarse confundir con la luz enceguecedora del ángel caído, hacer examen de conciencia, distinguir entre falso y verdadero, mantener una actitud espiritual vigilante, participar en los sacramentos, construir el bien común y la solidaridad en las relaciones cotidianas.

Rebuking the Devil está disponible en inglés a través de la librería en línea de la USCCB y se puede solicitar en http://store.usccb.org/rebuking-the-devil-p/7-608.htm


Fuente: Aleteia