loader image

El deseo de una adoradora para su funeral

¿Has pensado alguna vez en tu funeral? Adriana Pereira era adoradora desde los comienzos de la Adoración Eucarística en Villarrica (2004). Era una enamorada de Jesús y muy generosa con todos. También participada en el grupo de Apostolado Mariano y en la Renovación Carismática.

Adrianita falleció producto de un cáncer el pasado 1 de mayo a los 75 años y fue velada en la Capilla Sagrada Familia de Villarrica. Pero antes de morir, pidió a todos sus familiares y amigos una cosa:

Que en su funeral no le llevaran flores, sino alimentos no perecibles para ser distribuidos en los comedores solidarios o entre personas necesitadas.

Es así como en el funeral de Adrianita se recaudó tantos alimentos que pudieron abastecer… ¡dos comedores sociales de Villarrica! Los comedores Divina Misericordia y Sagrado Corazón de Jesús.

No hay duda que el corazón de esta adoradora bebía de la fuente del Amor de Dios, a través de la Adoración Eucarística por 18 años. 

¡Descanse en paz Adrianita! Que este hermoso testimonio nos sirva de ejemplo para nuestra vida como adoradores en espíritu y en verdad.