estas presente en el sacramento del altarSeñor mío Jesucristo,

que por amor a los hombres

estás noche y día en este sacramento,

lleno de piedad y de amor,

esperando, llamando y recibiendo

a cuantos vienen a visitarte:

creo que estás presente en el sacramento del altar.

 

Te adoro desde el abismo de mi nada

y te doy gracias

por todas las mercedes que me has hecho,

y especialmente

por haberte dado tu mismo en este sacramento,

por haberme concedido por mi abogada

a tu amantísima Madre

y haberme llamado a visitarte en este iglesia.

 

Adoro ahora a tu Santísimo corazón

y deseo adorarlo por tres fines:

el primero, en acción de gracias

por este insigne beneficio;

en segundo lugar,

para resarcirte de todas las injurias

que recibes de tus enemigos en este sacramento;

y finalmente,

deseando adorarte con esta visita

en todos los lugares de la tierra

donde estás sacramentado

con menos culto y abandono.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.