¿Qué es la Adoración Eucarística?

La Adoración Eucarística es la expresión de fe con que todo creyente adora a Jesucristo, hijo de Dios, Uno y Trino, plenamente presente en la Eucaristía, el Santísimo Sacramento. Ya durante la celebración del rito eucarístico (parte medular de la misa), en el momento de la comunión, el tiempo inmediatamente posterior al haber comulgado; como cuando es presentado para recibir adoración, en una custodia, sostenido en las manos del sacerdote celebrante o ante el Sagrario.

La importancia y obligación de realizar Adoración Eucarística es señalada por el Santo Padre Benedicto XVI en Sacramentum Caritatis cuando cita a san Agustín: “nadie coma de esta carne sin antes adorarla… pecaríamos si no la adoráramos” (SC 66).

La adoración puede ser expresada y vivida mediante rezos, oraciones, diálogo íntimo con Dios, escucha o lectura de textos adecuados, cantos, escucha de música sacra, en silencio contemplativo o mediante alguna estructura de celebración litúrgica. Preferentemente el creyente adora de rodillas cuando estamos ante el Santísimo Sacramento.